Café de altura, el clima de la buena bebida.

¿Alguna ocasión por eventualidad te has parado y te has puesto a pensar en el clima que se considera perfecto para un buen café?, probablemente esto sea algo de lo que muy poco nos alarmamos en nuestra vida cotidiana, sin embargo, beber una taza de nuestro café recién salido de la cafetera debe contribuir un granito de cultura, es por eso que en este apartado de blog hablaremos sobre el clima apto para el cafeto y para nuestro café de altura.
Las diversidades de café son las incomparables subespecies procedentes de la reproducción selectiva o la selección natural de las plantas de café.

Si bien existe una enorme variabilidad en las plantas de café tanto silvestres como cultivadas, hay algunas variedades que son comercialmente significativas debido a varios atributos notables e inherentes, como la firmeza en contra de enfermedades y el rendimiento para que permanezca de buena calidad la fruta.
Estos atributos únicos e importantes, son los que los productores manejan para escoger razas cuando abren cultivos. Por lo tanto, a un nivel pequeño, la selección de razas es crítica para el triunfo de un productor y es uno de los elementos que definen la calidad de la taza.

La altura tiene una marca que deja huella, directo en el tamaño, la forma y el sabor de tu café. Sin embargo, a pesar de pedir un café que haya sido sembrado a una altura definitiva, también es sustancial saber que existen otros muy buenos elementos que permiten degustar un buen café.

Los legítimos amantes del buen café, buscan que éste sea de café de altura. Es fácil identificar este tipo de granos, ya que tienen la fisura cerrada y en forma de zigzag o ligeramente torcida.
La fuerza de este café principalmente se le atribuye al crecimiento lento, pero específicamente en una gran altura. Por el otro lado, si los granos de café son cultivados a menor altura, los granos serán menos densos y con la fisura ligeramente más abierta en comparación a los demás.

Debe parecer curioso el hecho que tan apreciada bebida, tan energizante, saludable y que nos provee mucha calma cuando es temporada de frío, proviene de un clima tan distinto, el clima perfecto para el buen café, porque ciertamente su sabor, aroma y efectos son tan placenteros que cuidar y producir el cafeto, lo vuele el trabajo más inolvidable. Nunca debemos olvidar que el café de altura orgánico es de los mejores pócimas que puede probar.